En los transcursos de los dias estamos subiendo información que fue borrada en nuestro blog, debido a unos problemas ajenos al blog. Además de esto, estaremos haciendo reformas y algunos cambios en el blog.
Sepan disculparnos!

sábado, 18 de abril de 2009

Eugenia Suarez "A los desubicados les doy piñas"


A los 16, María Eugenia Suárez dice que es capaz de “poner en su lugar” a los golpes a cualquiera que intente sobrepasarse con ella: “Y no puedo ver que mis amigos varones se peleen con otro grupo, porque me meto”.


Tan simpática como divertida, trabaja en los medios desde los 6. Hoy, interpreta a Jazmín en Casi ángeles, la ficción que Cris Morena produce para la pantalla de Telefe, pero debutó desfilando y haciendo publicidades al mismo tiempo que aprendía a leer y escribir. Luego, le llegó su gran oportunidad con Rincón de luz y, desde entonces, no paró: actuó en Floricienta, Amor mío, Amo de casa. “Hace rato que estoy en la tele. ¡Me agarró Cris y no me soltó más!”, expresa sonriente.

-Ella es un trampolín a la fama.
-Sí, pero más allá de eso, todo lo que hace está tocado por una varita. Lo bueno de trabajar con Cris, además del éxito y de la buena onda, es que aprendés. Tenemos talleres de canto, teatro, baile, ¡de todo! Aprendés o aprendés....




-La contra es que están mucho tiempo trabajando.
-Yo siento que ni siquiera me puedo quejar de eso. Porque ninguna chica de 16 años está haciendo esto, y creo que es lo que quiere la mayoría. Estoy agradecida.
-¿Cómo llegás a la actuación?
-A los 6, estaba con mi mamá en una plaza y un fotógrafo le dijo que me quería sacar unas fotos y llevarlas a una agencia. Mi mamá no quería saber nada y yo le insistí porque me moría por la tele. Era fan de Chiquititas, y bailo y canto desde que tengo memoria. Entonces, por mi insistencia, me mandaron a un par de agencias y empecé con desfi les y publicidades.
-¿Te gustaba eso?
-Me encantaba. Y a los 11 fui al casting de Rincón de luz, sin expectativas. Mi mamá también me tenía poca fe y me mandó pensando que no iba a quedar, ja. Cuando entré, estaba tan contenta que me cambié de colegio para grabar a la tarde.
-¿Qué cambió en tu forma de ser desde que estás en la tele?
-Nada. Y como fui al mismo colegio desde los 3 años, me conocían todos y no estaba ese chusmerío de “ésta se agranda porque está en la tele”. Ahora me tuve que cambiar a un acelerado, pero estoy tranquila, porque nadie me molesta.
-¿Sos buena alumna?
-¡No! Me va mal en el colegio. Es que soy muy fi aca y no me puedo concentrar.
-¿Te llevás materias?
-Soy un desastre, me llevo todo a marzo.
-¿Repetiste?
-No. Zafo siempre, porque me pongo las pilas en marzo. No me queda otra. Reconozco que soy inteligente y, cuando quiero, las cosas me salen perfecto.
-¿Tu mamá no te reta?
-Sí, pero creo que ya está harta. Me obligaban a ir a profesores particulares, pero ya no: sienten que soy un caso perdido.
-¿Y la fama te sienta bien?
-Me gusta fi rmar autógrafos, pero no me considero famosa. Lo lindo de este trabajo es no tomar tanta conciencia de esto. El día en que uno se da cuenta de dónde está realmente, se te mueve el piso un poco.
-¿Cómo venís del corazoncito?
-Tranqui: no estoy de novia. Lo estuve mucho tiempo, desde los 12 hasta los 15, pero ahora no.
-Sos medio rebelde, por lo que veo.
-No soy rebelde. En mi casa me dan libertad porque saben que nunca me mandé ninguna cagada. Si me decían que volviera a las 4 de la mañana, yo estaba a las 3:55. No tomo alcohol ni fumo. Ah, y tengo más amigos varones que mujeres.
-¿Cómo es eso?
-Sí, me llevo mejor con los hombres que con las mujeres. Incluso, de chica era la varonera que vivía trepada a los árboles.
-¿Qué hacés en el tiempo libre?
-Estar con mis amigos y salir a bailar.
-¿Y no te acosan los fans?
-No, ¡ni en pedo! Eso pasa más con los chicos, porque las mujeres somos mucho más caraduras. Igual, están los desubicaditos de siempre, pero yo me encargo de ponerlos en su lugar.
-¿Cachetada?
-No, piña con la mano cerrada.
-¿En serio?
-Sí, no tengo ningún problema. Soy bastante inconsciente con ese tema, porque hoy está todo muy peligroso y a mí no me importa agarrarme a las trompadas. Más, si tocan a alguna amiga. Y tengo un problema: no puedo ver que mis amigos varones se peleen con otro grupo porque me meto. Mis amigos son intocables.
-¿Sueños?
-En el trabajo, seguir aprendiendo porque cuantas más armas tenés, mejor te vas a sentir. Además, quiero estudiar Psicología, no para ejercer sino para saber. En lo personal, sueño con casarme, tener muchos hijos y muchos perros. Soy fanática: amo a los perros con toda mi alma.

1 comentarios:

Flor-Teen dijo...

ME PARECE BIEN QUE ESA DIOSA HAGA ESO!

Google Traductor

¡Traduci el blog a tu idioma!

Yups.tv la tele en un click

Click en la imagen para ver LA TELE EN UN CLICK...